Empieza la nueva era de la Realidad Virtual: sin límites y para todos

Sin ordenador. Sin cables. Sin límites. Así es como definen sus creadores a las esperadas Oculus Quest. No podemos estar más de acuerdo y añadir, ¡sin móvil! Los que trabajamos y disfrutamos con la Realidad Virtual estábamos esperando este salto cualitativo que llega para democratizar, por fin, el consumo de este tipo de experiencias.

Como venimos diciendo en este blog, la Realidad Virtual (junto con la Aumentada y sus otras variantes) es uno de los grandes avances tecnológicos de los últimos tiempos, del que se habla hace mucho y que muy pronto estará, de forma efectiva, conviviendo con nosotros.

Dará una nueva dimensión al entretenimiento, sí, pero también a nuestras compras, a nuestra sanidad, a nuestro trabajo, a la decoración de nuestra casa… Hasta ahora faltaba por recorrer esa esa ‘última milla’ para entrar realmente en todos los hogares: precio, facilidad de uso, y más calidad de experiencias.

Hoy, gracias a Oculus Quest y a otros modelos que están empezando a surgir en el mercado, todo ello está mucho más cerca.

Jump-Into-Reality_MDW2019_Milan_VirtualReality_InteriorDesign_fuorisalone_PropTech_design-technology_Missoni-home-design

Se trata de unas gafas, avaladas por la calidad de sus predecesoras de la marca, que han llegado para dar el impulso que este sector necesitaba. Las Quest acaban de llegar, el pasado 21 de mayo, a las tiendas de todo el mundo, pero su éxito ya se anticipaba desde mucho antes. Los primeros probadores beta las aclaman por romper todas las barreras que aún existían para la RV (a saber, los cables y la interacción); la prensa las ensalza: para Forbes son el dispositivo tecnológico más impresionante de los últimos años. Y los desarrolladores profesionales y expertos del sector las estábamos esperando como agua de mayo porque nos permitirán, ahora sí, llevar muchas más experiencias a mucho más público, y con el mismo nivel de calidad en cuanto a inmersión, interacción y experiencia. Además, su precio está al alcance de muchos bolsillos (desde 449€).

Quiero unas, ¿en qué me fijo?

Para tratar de analizar qué las hace diferentes, veamos qué pide, o qué debería pedir, un usuario no experto a la hora de elegir uno de estos dispositivos para su uso doméstico: lo primero es que debe ser cómodo de llevar (que ajuste bien y no se mueva) y de utilizar (ergonomía, peso, facilidad de movimiento…); debe ofrecer seis grados de libertad (el valor realmente diferencial de la experiencia es poder movernos exactamente igual que en el mundo real, sin perder un ápice de calidad y sin ‘salirnos’ de la experiencia); y por último, de nada nos sirve un dispositivo de vanguardia si no disponemos de contenidos de calidad (la plataforma elegida debe ofrecer un repositorio amplio y que ofrezca la misma experiencia para todos).

Jump-Into-Reality_MDW2019_Milan_VirtualReality_InteriorDesign_fuorisalone_PropTech_design-technology

“Los grandes hitos de las Oculus Quest, bajo nuestro punto de vista profesional, son la inmersión y la interacción”.

Hasta ahora, algunos de los modelos del mercado se acercaban bastante a estos requerimientos. Sin embargo, seguían estando ‘atados’ –literalmente, con cables- al ordenador, lo que incomoda al usuario y limita su uso en diferentes estancias, o incluso en la calle. Otro problema tradicional es el tiempo de arranque, hasta ahora algo lento (había que encender el ordenador, cargar el programa, calibrar el espacio…). Con Oculus Quest esto desaparece: no tiene cables y se inicia de forma inmediata. Podemos disfrutar de un 100% de la inmersión sin ningún tipo de esperas. Más aún, podemos interrumpir la experiencia unos minutos (o unas horas), y volver donde lo dejamos de forma instantánea. Las Quest tienen memoria. Es cierto que la calidad de los gráficos no es comparable a la de un PC, pero queda compensada por el enorme grado de libertad que nos dan estas gafas al no necesitar ni un ordenador ni tampoco un móvil como otras soluciones existentes ahora (Gear VR o Daydream, por ejemplo).
Y, si aun así buscamos la máxima calidad gráfica, Oculus también lanza un modelo para nosotros: Oculus Rift S, aunque esta vez sí, con cables, pero ahora ya es solo uno y no hay estaciones base.

Jump-Into-Reality_MDW2019_Milan_VirtualReality_InteriorDesign_fuorisalone_PropTech

Para los que ya conocemos la Realidad Virtual esta es una oportunidad personal además de profesional. Es personal porque somos los primeros en disfrutar, de manera lúdica y práctica de la experiencia, y poder compartirla con nuestro círculo de una manera hasta ahora impensable (que sólo era posible en entornos profesionales o demostraciones específicas, por la infraestructura requerida). Y es profesional porque las posibilidades de la creación de contenidos se multiplican, ahora que disponemos de una plataforma interactiva, inmersiva, y que ofrece una experiencia de la misma calidad a todos los usuarios, estén donde estén. En Jump into Reality, por nuestra parte, ya estamos trabajando en varios proyectos para ellas.

Jump-Into-Reality_MDW2019_Milan_VirtualReality_InteriorDesign_fuorisalone_PropTech_Guiltless-plastic_Rossana-Orlandi

En resumen, este dispositivo nos da el 100% de lo que debería ser una experiencia en Realidad Virtual auténtica y absolutamente portátil con dos grandes ventajas: la inmersión y la interacción. Sin enredarte con cables, sin chocarte con los muebles (el propio dispositivo reconoce la zona y ‘contornea’), y todo dentro del mismo casco Oculus Quest. ¿Otro detalle interesante?

En resumen, este dispositivo nos da el 100% de lo que debería ser una experiencia en Realidad Virtual auténtica y absolutamente portátil con dos grandes ventajas: la inmersión y la interacción. Sin enredarte con cables, sin chocarte con los muebles (el propio dispositivo reconoce la zona y ‘contornea’), y todo dentro del mismo casco Oculus Quest. ¿Otro detalle interesante? Podemos enviar la experiencia en tiempo real a una pantalla externa, como la de un móvil y compartir así con otras personas nuestros ‘¡mira!’ y nuestros ‘¡wow!’ sin parecer locos.

Nunca fue tan sencillo (ni tan barato), acceder a nuevos mundos desde nuestra propia casa. Desde Jump Into Reality os animamos a probar y a compartir vuestras experiencias de esta nueva era de la Realidad Virtual.

By | 2019-05-28T10:21:12+00:00 mayo 28th, 2019|

Utilizamos cookies técnicas, analíticas y de registro para mejorar nuestros servicios y su experiencia como usuario. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. ACEPTAR

Aviso de cookies